Falta de motivación del ser humano

Volvemos de nuevo a nuestro propósito de romper el 3º nudo gordiano, que ya hemos dicho, supone un proceso de estudio y análisis del verdadero fin y significado de toda clase de ideologías habidas y por haber, en un breve pero profundo cotejo con la Sabiduría de todos los tiempos, es decir cómo se comportan sus contenidos y andaduras, en orden a que puedan y deban de ser aceptadas en un real y auténtico proceso evolutivo  para el  ser pensante.

En general, podemos decir que el fondo y trasfondo de todas las ideologías del mundo occidental (salvo excepciones), ha sido y es todavía en el presente, un verdadero caldo de cultivo donde se ha podido ir gestando un “complejo acervo cultural” cuyos resultados son reconocidos como normales y correctos, pero que casi siempre resultan ambiguos, pues normalmente nadan tanto en aguas de sentido positivo como negativo.

Las culturas de origen y ambiente oriental, y las de los pueblos indígenas que llamamos no civilizados, donde la cultura occidental no ha podido penetrar y por tanto no es efectiva, suponen una especie de problema e interrogante sustancial para el ser pensante occidental del siglo XXI.

Esto es así porque la mente y la conciencia de la persona actual occidental altamente desarrollada, no llega, no quiere o no sabe  comprender, y mucho menos aceptar dichas culturas, porque deduce que son atrasadas, es decir las considera como no dignas de ser tomadas en serio ya que a su juicio resultan, como mínimo, inmaduras e incompletas.

Nosotros consideramos que tanto las culturas occidentales como las restantes del mundo tienen un tanto de negatividad y atraso, porque en la mayoría de ellas, advertimos una tendencia muy general, a que la persona humana piense de la vida, como algo inmotivado y posiblemente sin causa precisa que lo justifique claramente.

Estos imprecisos y ambiguos criterios de vida, no hay duda que han sido y son la causa que ha producido un estado y creencia tales, que la persona humana se ve inducida a pensar que es un ser inmotivado o con motivación imprecisa, lo cual a su vez le induce a una plausible justificación de su ambiguo comportamiento y de su indiscriminada forma de vivir y de pensar (hedonismo, laissez faire, pasotismos que suponen o preconizan al menos ausencia o disminución moral interna y/o externa).

Fuente: La Era de Acuario (Germán Martín)

about author

Bela

belamu@gmail.com

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.